Cuatro Preguntas: David Copper

Escuchar la voz de David Copper es retener sonidos que viajan entre el pop y el rock, y que por el camino se cruzan con el folk que da una armónica o el viento que habita en su aspecto de haber dejado en Nashville alguna que otra “Cuenta Pendiente”, como el título de su primer disco, publicado en 2009.

Alto y reflexivo, siempre escondido en sus gafas de sol, Copper es probablemente uno de los mayores talentos que habitan sueltos y libres por los garitos de Segovia y, ahora de nuevo, cada vez más, de Madrid. Desde el Kilómetro Cero ha sido partidario de no ir más rápido de lo debido, a lomos de una guitarra o de una canción, y esa calma es la que le ha llevado a hacer caso a unas Corazonadas que, en la música, le han dejado el título para su último disco y una colección de temas para coleccionistas; para ese tipo de personas que conviven en sus salones de casa con una estantería llena de vinilos y cedés de esos que ahora pocos compran. Personas con personalidad.

Entre los que llenan su casa, cualquier curioso podría encontrar títulos que van desde los compuestos por Enrique Urquijo, Antonio Vega, Lapido o Christina Rosenvinge, hasta los que han sido impresos junto a los nombres de Ryan Adams, Tom Waits, Bob Dylan o Wilco entre muchos otros. David Copper tiene buen gusto y eso, al final, siempre juega a favor de sus letras y sus melodías. De sus estudiadas y cuidadas canciones.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con David Copper de este magnífico trabajo “Corazonada”, de su concierto en el Teatro Juan Bravo de Segovia  el 15 de Febrero y de sus planes de futuro.