Embusteros y Ánima (Beat Club, Segovia, 13-04-2018)

¿Qué se puede pensar de un grupo de música que, al saludar al público mientras entra en el escenario, hace sonar de fondo ‘Así me gusta a mí’ de Chimo Bayo; y al acabar se despide con ‘Como el agua’, de Camarón de la Isla? Curioso, ¿verdad? Pues así de sorprendente y divertido fue el concierto que brindaron los cordobeses Embusteros en la Beat Club. Este grupo se encuentra presentando un LP con un nombre que juega con los opuestos, ya que se llama ‘La Verdad’. Y como suele ocurrir con los discos que llevan consigo una labor minuciosa de producción y maduración, el resultado final es una maravilla de trabajo que, sobre un escenario, suena con una rotundidad que deja al público con la piel de gallina.

Desde que dieron el primer paso fuera del camerino para aparecer en escena, Embusteros ya tenían ganada a toda la sala, con sus cuatro componentes rebosando carisma y manteniendo la actuación arriba hasta el final, a pesar de que contaban con el tiempo justo para actuar antes de que el reloj marcara las doce.

Así, los cordobeses dieron un recital de genuino rock. Solucionado pronto un problema con un micrófono que se resistía a funcionar, el cantante y bajista José Espín; Germán Muñoz y Rafa Urbano a la guitarra; y ‘El Caballero’ a la batería se dejaron el alma en una actuación en la que se notaron los galones y la fuerza explosiva que emana de un grupo veterano, para el que han colaborado vocalistas de la talla de Sean Frutos (Second), Shuarma (Elefantes), Juan Alberto Martínez (Niños Mutantes) o Gabriel de la Rosa (Shinova).

Embusteros revolucionaron la sala. Era imposible no contagiarse de la energía que canalizaban hacia el público, con quien hubo química desde el primer momento, desde con aquellos seguidores fieles de la primera fila que se sabían las letras de todas sus canciones, hasta con los que acababan de conocerlos.

La interacción fue constante, bajando del escenario, bromeando con la gente y haciéndoles partícipes de su música rompiendo barreras. En cuanto al repertorio, además de las diez canciones de ‘La Verdad’, los cordobeses hicieron un hueco para temas de otros artistas. Así, un par de momentos muy especiales de la noche fueron el homenaje a Supersubmarina con la interpretación de su canción homónima; y cuando sonó su versión de ‘Eloise’, que en su día hizo eterna en nuestro idioma el gran Tino Casal.

A pesar de tener en su disco una ‘Canción de despedida’, Embusteros eligieron para cerrar su concierto ‘El ascensor’, uno de sus temas más potentes, “puro rock and roll” como dice su letra.

ÁNIMA

Antes de la actuación de los cordobeses, los segovianos Ánima presentaron su EP ‘Inventos y Extraños’ en un concierto muy especial para un grupo que ofrece un sonido precioso, cálido y cuidado, dejando claro lo importante que era para ellos tocar en un lugar mítico de su ciudad como es la sala Beat Club. “Ahora podremos decir que tocamos en la Beat”, publicó Ánima en las redes sociales tras realizar una actuación de esas en las que se nota que los músicos se encuentran a gusto.

FOTOS: David López Prieto