Fabiola Moreno: “Creo que un músico debe ser sobre todo elegante y, para mí, lo más importante es sentir la música, transmitir sentimientos y hacer disfrutar al público”

Fabiola Moreno Arroba, nació el 3 de enero de 2005 en Cabeza del Buey, Badajoz.

Inicia sus estudios de piano en la escuela de música de esta localidad a la edad de cinco años. Poco después, conoce a Davinia González Pajuelo, actualmente su profesora junto con el profesor Alexander Kandelaki.

Asimismo, acaba de terminar segundo de EPM en el Conservatorio Profesional de Don Benito –Badajoz- bajo la docencia de la profesora Marta de Pablos Juan.

Ha realizado cursos de perfeccionamiento e interpretación con los profesores Alexander Kandelaki, Nino Kereselidze, Pilar Valero y José María Villegas.

En el año 2017 participa, por primera vez, en un concurso pianístico, concretamente, en el concurso organizado por la Fundación Don Juan de Borbón, en el que consiguió el premio a la mejor intérprete de una obra de J.S. Bach.

El próximo 17 de Julio, Fabiola Moreno actuará junto a los otros ganadores del 21º Premio Infantil de Piano Santa Cecilia, Guillermo Hernández y Noreia Hermida a las 21:00h en San Juan de los Caballeros dentro del festival MUSEG de Segovia.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con Fabiola Moreno para saber más de la joven artista y de sus planes de futuro.

 

LA ENTREVISTA

Fabiola Moreno Arroba empezó su carrera musical muy joven, apenas, siendo una niña muy pequeña (aún sigues siendo muy joven). ¿Por qué el piano y no otro instrumento musical?

Cuando comencé no tenía una razón muy clara. Era muy pequeña. Fue un poco por casualidad. Mis padres me apuntaron a la Escuela Municipal de mi pueblo y desde el principio el piano me cautivó. Todavía recuerdo la primera vez que toqué en público. Me compraron un teclado y estaba todo el día yendo y viniendo para tocarlo.

 

Sigues estudiando, por supuesto, pero ya has ganado algunos premios importantes que avalan tu corta, pero intensa carrera musical nos hace tener que preguntarte ¿Cómo es ser músico que aspira a profesional? ¿Cuántas horas diarias se pueden llegar a dedicar al estudio? ¿Cuál es el panorama actual para un músico solista?

Tocar el piano es para mí lo más satisfactorio, pero a la vez un poco duro, porque hay que estudiar mucho diariamente, casi siempre en solitario. También hay momentos en los que, al subirme al escenario, la obra no me sale todo lo bien que lo habíamos preparado y me siento un poco frustrada. Pero es una sensación pasajera.

Yo, durante el curso escolar, estudio menos que en las vacaciones, ya que tengo que alternar mis obligaciones escolares con el piano. Además, tengo que recorrer largas distancias para poder recibir clases. Badajoz es una provincia muy extensa. Durante el curso estudio diariamente una hora y media o dos y los fines de semana más. Cuando tengo que preparar algún concierto o concurso, estudio más.

En cuanto al panorama actual, la verdad es que de las salidas profesionales no me ocupo demasiado todavía, porque en lo que pienso ahora es en formarme y aprender lo máximo posible.

 Fabiola Moreno 2018 (4)

A parte de una excelente técnica y posición ¿qué consideras que debe tener un músico excelente sobre el escenario?

Creo que un músico debe ser sobre todo elegante y, para mí, lo más importante es sentir la música, transmitir sentimientos y hacer disfrutar al público. Como dice mi profesor entender lo que quería manifestar el compositor para hacérselo llegar al público.

 

En más de una ocasión oímos que el instrumento es un órgano más del músico ¿Qué piensas al respecto? ¿Cómo se transmite sin hablar con palabras en un concierto?

Me parece una expresión muy acertada, ya que el piano es un medio ideal para poder transmitir lo que cada uno siente y emocionar a través de la música.

Creo que una forma de transmitir al público es metiéndote en el papel de la canción y expresando el sentimiento adecuado para cada obra.

El piano es una máquina inerte y necesita del músico para hacerlo sentir. El músico tiene que poner alma.

 

¿Hay diferencias entre un músico profesional dedicado a la música clásica y un músico profesional dedicado a la música ligera, pop, rock,…?

En mi opinión, se podrían citar bastantes diferencias, pero creo que la más importante es que la música clásica te emociona, hasta puede llegar a hacerte llorar, y la música ligera no me transmite, al menos a mí, tantas emociones. En ambos casos, no obstante, el trabajo y la constancia son imprescindibles para desarrollar el talento que una persona pueda tener. En el caso del piano una diferencia es el trabajo en solitario. Los otros tipos de música permiten trabajar en compañía.

 

¿Qué vamos a disfrutar en tu próximo concierto en el MUSEG 2018?

Voy a interpretar una suite francesa de Bach, exactamente la 3. Para mí esa obra es impresionante. Está formada por varias danzas. Personalmente, cada una me transmite una sensación diferente: tranquilidad, tristeza, alegría… Es como un carrusel de impresiones.

También interpretaré una obra de A. Weber, que se llama Invitación al valls. Al escucharla por primera vez, me asombré y me emocioné bastante. Me pareció una obra muy completa, en la que se alternan pasajes de escalas, acordes, lentos, más vivos…Pero todos ellos al tiempo de un valls. Espero poder transmitir todo lo que contiene la obra.

 

¿Puedes contarnos alguna anécdota o situación curiosa y simpática que te haya ocurrido durante algún concierto? ¿Cuál es el sitio más exótico o raro donde has actuado, o al menos el que más te haya impresionado?

Estaba tocando una pieza en un concierto cuando tenía siete años y se me olvidó un fragmento, lo pasé mal, pero al final logré sobreponerme y terminé de tocarla. No sé cómo pude hacerlo. Después de saludar al público y bajar del escenario, no podía parar de llorar. En ese momento no me hizo mucha gracia, pero cada vez que lo recuerdo ahora me parece una anécdota muy divertida.

En realidad, no he tocado en ningún lugar especialmente raro. Quizás un sitio singular fue en la puerta de la Casa de la Cultura de Don Benito, un edificio diseñado por Rafael Moneo que  a mí me gusta mucho. Me pareció curioso tocar delante de un edificio que siempre me ha llamado la atención.

 

En muchas ocasiones se echa en falta la presencia de público joven en los auditorios ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué se puede hacer?

Creo que ocurre porque hoy en día, a la gente joven, se le hace eterno escuchar un concierto de música clásica. Les gusta más la música ligera. Tal vez sea por una cuestión de formación. No se escucha mucho la música clásica en los medios de comunicación. A mí, por ejemplo, me empezó a gustar viendo series como Little Einstein. Hay muchas piezas de música clásica en películas y anuncios que gustan, aunque no sepamos que pertenecen a ese género.

Es probable que estas personas nunca hayan escuchado detenidamente nada de música clásica, porque creo que si escucharan algo atentamente les encantaría.

Lo que se podría hacer es darle mayor difusión a la música clásica en los medios de comunicación y en los centros educativos. Hacer comprender la música clásica.

 

¿Cuáles son tus planes para el resto del 2018 y comienzos del 2019? ¿Algún concierto importante? ¿Festivales? ¿Salidas al extranjero? ¿Grabar un disco quizás?

El plan más importante es continuar aprendiendo cada día, seguir las enseñanzas de mis profesores y estudiar. Además de eso, en junio-julio participaré en un concurso en Jávea, iré a cursos en Rascafría y Hervás, y, cuando se publique, espero poder participar de nuevo en el concurso de Santa Cecilia en Segovia. Una de mis mejores experiencias hasta ahora.

 

Aún te quedan muchos por vivir, pero ¿cuál ha sido tu mejor momento o recuerdo en la música hasta la fecha?

Mi mejor momento fue participar por primera vez en un concurso tan exigente como el de Segovia y obtener un premio. Fue increíble. Me fascinó el ambiente del concurso. Y me sorprendió la cantidad de gente que trabaja por la música. Me animó a seguir estudiando. Ahora espero con impaciencia volver a Segovia para tocar.

 

Eres muy joven, para esta pregunta, pero podría interesar que piensa un niño a nuestros lectores: ¿Tienes alguna opinión de la actual situación económica y social de España y del mundo en general, que queráis compartir con nosotros?

De España me preocupa que haya personas que no puedan encontrar trabajo, con lo que eso supone. Del mundo, aunque no veo mucho la televisión, me inquietan las guerras y las catástrofes naturales.

Fabiola Moreno 2018 (2)

 

MISCELÁNEA

¿Podrías recomendarnos…

 

…un libro?: ‘’La Lección de August’’. El libro trata de un niño que sufre acoso por su aspecto físico, pero a pesar de eso, él nunca se rinde y trata de superarse cada día. Me parece una lección que todos nos podríamos aplicar para nuestras vidas, sobre todo para no atacar siempre a los débiles.

 

…una película?: Mi película favorita es “Ballerina”. La película trata de una niña que tiene un sueño: ser bailarina. Abandona, junto con su mejor amigo, el orfanato donde vive y se va a París, donde lucha por conseguir su sueño. Me gusta por la ambición que ella tiene en conseguir su sueño, que al final se cumple.

 

…una obra?: Mi obra favorita es la Polonesa Heroica” de Chopin. Estoy todo el día escuchándola, y cada vez que lo hago, me emociono. La interpretación que más me gusta es la que hace Marta Argerich.

 

…un álbum?: Yo no tengo un álbum favorito, porque me encantan casi todas las obras.

 

…un solista?: Mi solista preferida es Marta Argerich. Admiro su posición, su musicalidad, sus gestos, su forma de transmitir… También recomendaría la Suite Iberia de Albéniz interpretada por Esteban Sánchez.

 

…una afición?: Mi afición favorita es, sobre todo, jugar. Siempre que tengo ratos libres, me voy a mi habitación a jugar.