Aitor Flamingos: “Lo que menos me cuesta es la música de las canciones, las progresiones de acordes y las melodías. Tengo mogollón guardadas en la grabadora del móvil. Otro tema son las letras, que les tengo infinito respeto y me vuelvo un poco loco con la autoexigencia.”

Dos años después de la publicación de “Olor a tormenta”, Aitor Flamingos nos presenta “Los males pasajeros”, un recorrido de ocho canciones en el que han participado doce músicos/as.

Grabado entre los meses de abril y junio de este año en los estudios Pull Push bajo los mandos de Carlos Díaz, Los males pasajeros es un disco autobiográfico con sabor a folk, rock y música fronteriza. Este trabajo se ha registrado mediante sesiones en directo con su banda habitual (Manu Clavijo, Marta Mansilla, Edu Herrera, Pablo Nadal y José Deza), sumándose importantes colaboraciones, definiendo un mapa sonoro de vientos, cuerdas, guitarras y base de rock.

“Los males pasajeros” puede salir a la luz gracias a una campaña de crowdfunding lograda en un tiempo récord, con la participación de más de 120 mecenas.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con Aitor Flamingos de su nuevo disco “Los males pasajeros” y de sus planes de futuro.

AITOR FLAMINGOS - Los males pasajeros (2018)

 

LA ENTREVISTA 

Nos gusta mucho el sonido de Aitor Flamingos en este nuevo trabajo, titulado “Los Males Pasajeros” (2018). Tu música parece tener influencia muy variada que va desde los sonidos como el rock y el blues, la música de autor, pasando por el folk, … aunque pueden encontrarse aún más guiños a otros estilos como el pop y más ritmos negros como el soul y el jazz…  ¿Qué ha motivado este sonido en Aitor Flamingos? ¿Cuáles son o han sido tus influencias más directas a la hora de hacer música?

Muchas gracias, me alegro de que os guste. La verdad es que has dado justo en el clavo en cuanto a mis influencias. Lo que ha motivado este sonido es una mezcla que se viene fraguando desde que era pequeño. La paleta de colores es infinita e inabarcable. Todos los días descubro música que me flipa y de la que quiero aprender. Para ser concreto este disco no hubiera sido el mismo sin haber descubierto a Ray Lamontagne hace un par de años, sin Band of Joy de Robert Plant, sin los últimos discos de Robe…

 

En este nuevo disco, “Los Males Pasajeros” ofreces una propuesta musical intensa, algo oscura y menos luminosa que en discos anteriores, ¿Qué consideras que hay diferente en este disco de trabajos anteriores?

¿Te puedes creer que quería que este disco arrojara sobre todo luz? Desde su nombre hasta las letras. Justo es lo que veo como diferente. En Quemando Acantilados y Olor a tormenta hay mucho drama. Quería transmitir justo lo que me estaba pasando y ahí está. Aquí quería dar otro paso diferente, es una cruzada justo contra eso. Aunque las letras hayan nacido de situaciones difíciles, la premisa era quitar peso a nuestros problemas de primer mundo.

 

El trabajo parece nacer bajo un halo de ganas de gustar y llegar muy alto ¿Qué expectativas has puesto en él? ¿Dónde quieres llegar con este trabajo?

Nació de un punto muy bajito de expectativas y quizá por eso las canciones tienen esa frescura, porque se han ido transformando sin esperar nada, incluso sin pensar en discos. Fue a raíz de los conciertos que hicimos el año pasado, con otras ganas y otra perspectiva, cuando nos dimos cuenta de que podíamos plasmarlas en un álbum y llegar donde nos lleve, no queremos más. Por supuesto que me encantaría que lo conociera más gente, que interesara, pero tampoco nos vamos a volver locos. De hecho, os agradezco que nos abráis esta puerta.

 

¿Qué te inspira a la hora de componer tus temas?

En los dos discos anteriores me he centrado mucho en cosas que me pasaban exclusivamente a mí. En “Los males pasajeros”, además de esas, hay cosas que me cuentan mis amigxs, cosas que veo, cosas que me imagino cuando veo a gente en el metro y hay por primera vez una letra que no es mía, que es de ‘Todos los Santos’ (de Lucía Etxebarría).

Lo que menos me cuesta es la música de las canciones, las progresiones de acordes y las melodías. Tengo mogollón guardadas en la grabadora del móvil. Otro tema son las letras, que les tengo infinito respeto y me vuelvo un poco loco con la autoexigencia.

Aitor Flamingos 2018 by Raquel Bretal (1)

¿Por qué has titulado “Los Males Pasajeros” a este nuevo álbum?

Por lo que te contaba antes, por tratar de quitarle drama a nuestros problemas. El hilo conductor es un tipo, que podría ser yo, que se mira una mañana en el espejo y de repente se encuentra con un universo desconocido. Es el punto de partida del cambio. Qué flipado suena, ¿a que sí?

 

¿Cuáles son los planes de Aitor Flamingos para este 2018 y primeros del 2019? Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que puedas adelantarnos? ¿Eventos importantes?

Es una pasada que ya hayamos cerrado ya algunas fechas para 2019: Valencia, Murcia, Cuenca, Toledo, Granada, Zaragoza… Dentro de muy poquito voy a publicarlas todas y ojalá podamos añadir más.

 

¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?

No lo creo, pero tampoco veo las cosas tan fáciles y elásticas como escucho por ahí. Hay gente que piensa que el futuro está en grabar en casa y se queda tan ancho. Ese será el futuro de algunxs. A mí me sigue encantando reunirme en un local, compartir en el estudio, dejarse llevar con un productor/a, experimentar, sumergirse en esa dinámica. El futuro del músico no sé cuál es, pero a mí me gustaría seguir gastando el dinero en grabar bien, antes que en posicionamiento en redes, likes, etc. Ojalá pudiera vivir de esto, también te digo. Puede ser muy contradictorio, pero así soy.

 

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?

Sí, me maravilla que se quiera disfrutar de conciertos de gente que no conoce, volver a eso de ir a ver qué suena y cómo se lo hace, explorar música nueva en directo, etc. Lo que me aterra un poco es donde se quiere ir con determinados festivales que parecen sitios de comida rápida y no se puede saborear casi nada como se merece.

 

¿Cuál ha sido tu mejor momento/recuerdo en la música?

Me acuerdo perfectamente de cuando sonó Mediterráneo en el coche de mi padre, yo tendría 5 o 6 años, y me partió en dos ese principio y esa letra que yo no entendía un carajo. Ya como músico recuerdo con mucho cariño la presentación de Olor a tormenta en la sala Sol y los sábados de febrero del año pasado en La Fídula.

 

¿Cómo es un día normal en la vida de Aitor Flamingos?

Pues madrugo un montón, me voy en Cercanías a currar en un cole como profe de música, llego a casa, doy alguna clase de guitarra, voy a algún micro abierto o alguna jam, o me quedo tomando un vinito, me acuesto a veces más pronto que otras y así sucesivamente..

 

¿Tienes alguna opinión de la actual situación económica y social de España y del mundo en general, que quieras compartir con nosotros?

Me voy a repetir pero siento mucha pena por las personas que no son capaces de ver las desigualdades que siguen siendo tan evidentes en 2018. A la vez siento mucho respeto por la gente que se empeña en cambiar las cosas y siento vergüenza y asco por quienes hacen lo que les da la gana con lo que es de todos y se orinan encima del resto.

 

MISCELÁNEA

¿Podrías recomendarnos…

 

…un libro?:

“La bestia humana” de Emile Zola.

 

…una película?:

“Solas” de Benito Zambrano.

 

…una canción?:

“Riders on the storm” de The doors.

 

…un álbum?:

“Material defectuoso” de Extremoduro.

 

…un grupo o solista?:

Led Zeppelin

 

…una afición?:

Últimamente hacer fitboxing me está dando la vida.

 

…cordero, cochinillo o sopa castellana? (es que somos de Segovia ☺):

¿Sopa castellana para vegetasaurios valdría?

 

Muchísimas gracias por tu tiempo y enhorabuena por tu música.

¡Gracias a vosotros!