Ánima (Biblioteca Pública de Segovia, 27-09-2019)

Es curioso observar cómo dos conceptos aparentemente contrapuestos pueden convivir entre sí en armonía. «Música» y «silencio», «sonar» y «callar». Pero las artes, hijas todas de la misma madre, nacieron para complementarse, y un buen ejemplo de ello fue lo vivido el viernes en la Biblioteca de Segovia, escenario del concierto de Ánima, grabado para las cámaras de Histéricas Grabaciones.

Una actuación muy especial, no solo por el marco, sino porque fue única. Lo que presenció el público -que no dejó una silla libre en toda la sala- fue algo preparado exclusivamente para aquella reunión tan bonita junto a los suyos, después de un verano inolvidable para el conjunto de Tito Valverde quien, antes de empezar con la música atendió a unas preguntas de Josechu Egido y David López para el reportaje de Aquí se toca otra.

El disco «Boreales», su primogénito, les está dando muchas alegrías a Ánima, pero en esta ocasión las reglas del juego mandaban que se les diera una vuelta a sus canciones. Precisamente así, como un juego, en poco tiempo los segovianos transformaron sus temas cambiando de ritmo, añadiendo o quitando instrumentos, y pasando de la balada a la rumba o de lo psicodélico al jazz latino o al reggae.

Fue una apuesta arriesgada, pero se notaba que el grupo estaba disfrutando. Y esta alegría también era patente en el público, que fue parte indispensable para que canciones de Ánima acabaran sonando como «Vivir así es morir de amor» o como «All my loving».

En definitiva.la del viernes fue una tarde muy entretenida, también para aquellos que fueron a la biblioteca a devolver unos libros y se llevaron de regalo una actuación de Ánima. Los próximos en visitar la biblioteca serán los segovianos Kitchengarden, el viernes 22 de noviembre.