Cuatro Preguntas: Nikki García

Muchos años de influencia de Portishead, Björk, A Perfect Circle, Zero 7, primeros discos de Sia y las melodías de Jeff Buckley han cristalizado en “We’ve got something” el primer álbum en solitario de la artista Nikki García.

Cinco temas de naturaleza muy diferente con un nexo común: el piano y la esencia de un pop electrónico melancólico y tranquilo, absolutamente visual, que bien encajaría en la categoría de música de paisaje o landscape music.

Son canciones que llevan años gestándose mientras la artista bebía de muchas fuentes y estilos diferentes, buscando un sonido propio. El encuentro con el amor, el desamor, la huída de uno mismo y la reafirmación de las creencias de quien no parece tenerlas son los temas más recurrentes en el EP.

Nikki es cantante desde los 16 años, ha trabajado sobre todo como vocalista y actriz para publicidad y doblaje y ha participado en diversas formaciones de Gospel, Jazz y Soul (Black Light Gospel Choir, Spin Off, Spin Gospel).

Siendo actriz y cantante de doblaje, llevaba toda mi vida cantando canciones que no he escrito yo con voces que no son la mía.

He disfrutado tanto de poner voz a princesas Disney como de ponerle cara a las sarcásticas noticias de El Mundo Today. No considero tanto que me estuviera disfrazando, sino sacando partes de mí. El sentido del humor y el disfrute son mi manera de afrontar la vida a diario y escribir canciones es mi manera de exteriorizar los sentimientos que me sobrecogen.

Necesitaba canalizar todas las personas que he sido a lo largo de estos años y expresar lo que soy con una voz propia antes de que me comiera por dentro. De hecho mi manera de componer es absolutamente desordenada y visceral, com una vomitona de ideas que llevaban años revolviéndose.
Mi voz tiene mucho aire y con el piano genera un sonido dulce y, aunque soy eso en parte, elegí llevarlos a la electrónica ambiental porque, además de que es la música que más me gusta, necesitaba un modo de expresar la oscuridad intrínseca con la que convivo a diario.

El compositor Nauzet Hernández (Pianet) y el productor VikBass han sido los encargados de producir los temas llevándolos a una atmósfera electrónica que recupera algunos sonidos de los 90 y, siendo ellos dos tan diferentes, (uno proveniente del piano clásico y otro del rap) han conseguido vestirlos de la dualidad que las canciones requerían. Además, la fotógrafa Silvia Grav es quien ha generado la perfecta atmósfera visual de este primer EP.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con Nikki sobre este primer trabajo. Esta es la entrevista completa para el programa “Aquí se toca otra”.