Rodolfo Albero de Camerata Lírica: “Ser un tenor profesional es un compromiso absoluto con tu carrera, tienes que estar siempre preparado al máximo, no puedes permitirte el lujo de tener un mal día porque es lo último que se recuerda de tu trayectoria, da igual lo que hayas hecho antes, y eso le pasa también a las grandes figuras”

De la mano de Camerata Lírica de España llega “El humor en la ópera”, divertidísimo espectáculo cómico, lírico y visual para todos los públicos. Camerata Lírica de España cuenta con una larga trayectoria en producciones de ópera para los más pequeños de la casa.

Desde su estreno en el Teatro Arteria Coliseum de la Gran Vía madrileña, más de 45.000 espectadores avalan el rotundo éxito de esta producción, que trae al escenario las mejores voces líricas del panorama nacional interpretando los fragmentos más divertidos de cuatro óperas muy conocidas: “L’elisir d’amore”, “La flauta mágica”, “Cosi fan tuttte”, y “El barbero de Sevilla” y entrelazadas por la figura de la soprano que interacciona con el público para que no se os escape ningún detalle. Como colofón el brindis de “La Traviata” que levantará al público de sus asientos batiendo palmas.

Una oportunidad única de escuchar estas obras en directo con un toque de humor que hará que grandes y pequeños se diviertan con la ópera como nunca antes lo habían hecho.

Podrás disfrutar de “El humor en la ópera”, en el Jardín de los Zuloaga (Segovia) el próximo 29 de julio a las 20.00h dentro de la programación  del festival MUSEG de Segovia.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con Rodolfo Albero, director artístico y escénico y tenor de Camerata Lírica.

 

LA ENTREVISTA

¿Cómo y por qué surge la pasión de Rodolfo Albero por cantar?

Mi abuelo Pascual Albero fue un reconocido tenor en la España de la primera mitad del siglo XX, sobre todo hizo su carrera antes de la guerra civil. Estrenó varias zarzuelas, entre otras del maestro Luna, del cual era su protegido, alguna de ellas junto al padre de Plácido Domingo. Luego, mi padre también estudió la carrera de canto en el conservatorio, aunque no se dedicó profesionalmente, pero era un gran aficionado.

 

¿Cómo es ser tenor profesional y en tu caso también director artístico y escénico? ¿Cómo trabaja un tenor en los proyectos que va a ejecutar? ¿Cuántas horas diarias se pueden llegar a dedicar al estudio?

Ser un tenor profesional es un compromiso absoluto con tu carrera, tienes que estar siempre preparado al máximo, no puedes permitirte el lujo de tener un mal día porque es lo último que se recuerda de tu trayectoria, da igual lo que hayas hecho antes, y eso le pasa también a las grandes figuras. En el canto lírico se busca aproximarse a la perfección y eso es muy exigente y duro, por eso hay que estar estudiando constantemente y cuidarte mucho físicamente, lo que te obliga a renunciar a bastantes cosas que una persona, digamos “normal”, puede hacer.

Por otro lado, la dirección artística implica una gran responsabilidad en la elección de los elencos que tienen que ser los adecuados, tanto vocalmente como artísticamente y la dirección escénica es la forma de llevar todo esto a buen puerto.

 

¿Cuál es el panorama actual para un tenor solista?

Sinceramente creo que actualmente hay más oportunidades que antes para que un cantante de cierto nivel pueda trabajar, hay más foros, más auditorios, más festivales, etc. pero también se le exige mucho más al cantante y la competencia está mucho mejor preparada, lo cual no es malo en absoluto. Hoy en día para ser un buen cantante, además de tener unas cualidades básicas, hay que estudiar música con nivel profesional, saber idiomas, tener una buena preparación teatral y mucha capacidad de trabajo

 

A parte de una excelente técnica ¿qué tiene un tenor excelente sobre el escenario?

Para mí lo fundamental es saber transmitir la psicología del personaje, convertirte realmente en él y que el público lo sienta de verdad, tanto si eres el héroe o el villano. El público tiene que creerse el personaje y para eso lo primero es que el cantante se lo crea de verdad y lo demuestre en el escenario. Para ello el cantante tiene que tener completamente superado el aspecto técnico vocal y centrarse en dar vida al personaje.

 

En más de una ocasión oímos que la voz es el instrumento más importante ¿qué piensas al respecto?

Todos los instrumentos son importantes, lo que ocurre es que la voz, junto con la percusión, son los instrumentos naturales del cuerpo y los primeros instrumentos de la humanidad.

Las melodías se crean en el cerebro, primero se cantan y luego se componen. Todos los músicos cantan y luego tocan, la diferencia es que la voz es un instrumento que transportamos siempre con nosotros y se ve afectado por nuestro estado de ánimo o por nuestra salud, cosa que a un violín o aun piano no le pasa.

Camerata Lírica 2018 (2)

¿Cómo se transmite sin hablar, utilizando sólo el canto en una ópera?

En primer lugar utilizando los recursos que el compositor pone en tu mano con la línea melódica de la partitura, realizando fuertes, pianos, silencios y otros recursos musicales de expresión y luego con el corazón y la sensibilidad del artista, que debe conseguir crear un personaje genuino y diferente al de otros compañeros. Hay muy buenos cantantes pero pocos artistas de verdad y eso marca la diferencia.

 

¿Hay diferencias entre un cantante profesional dedicado a la música clásica y un cantante profesional dedicado a la música ligera?

Como de la noche al día o mejor dicho como del átomo al universo, creo que se entiende.

 

¿Qué es Camerata Lírica de España? Por lo que vemos es mucho más que una compañía de artes escénicas.

Es una compañía lírica que nació hace 18 años para intentar apoyar y dar a conocer el mundo de la ópera y de la lírica en general, sobre todo en España. Llevamos un recorrido de más de 800 funciones y representaciones en grandes teatros, pero también en poblaciones donde el acceso a la ópera es muy difícil, lo cual es muy gratificante para nosotros. En el extranjero hemos actuado también en grandes auditorios como en el Carnegie Hall de New York, el Auditorio de Nara en Japón, el Teatro Juarez de Guanajuato en México o la Casa Simón Bolivar de La Habana en Cuba, entre otros.

 

¿Cómo y por qué surge la idea de hacer el espectáculo “Humor en la Ópera”?

La idea es dar a conocer a todo el público, jóvenes, adultos y niños, el mundo de la ópera de una manera fácil, ágil y divertida, pero manteniendo las formas clásicas y el nivel artístico y musical que el género merece, y parece que lo conseguimos, porque ya llevamos más de 300 representaciones por todo el país y más de 65.000 espectadores, habiendo sido programados con gran éxito de público en el teatro Coliseum de la Gran Vía de Madrid y elegidos por la fundación Juan March para diez conciertos de su programación pedagógica. Además de actuar en numerosas obras sociales y fundaciones.

 

“Humor en la Ópera” es una selección de momentos operísticos con un programa amplio, con números cuidadosamente entrelazados, para que sobresalga la dramaturgia implícita en sus textos en clave de humor, ¿qué vamos a poder disfrutar en este espectáculo?

Algunos de los momentos más estelares y deliciosos de obras tan reconocidas como “El Barbero de Sevilla” de Rossini, “L’Elisir D’Amore” de Donizzetti, “La Traviata” de Verdi o “Così Fan Tutte” y “Flauta Mágica” del genial Mozart, interpretados por dos sopranos, un tenor y un barítono, todos ellos de gran nivel profesional y acompañados al piano por un excelente maestro.

 

¿Puedes contarnos alguna anécdota en alguna actuación anterior de “Humor en la Ópera”?

En más de 300 representaciones son muchas anécdotas, pero puedo recordar ahora, por ejemplo que un día, trabajando en el teatro Coliseum en la Gran Vía madrileña, hubo un enorme atasco, creo que era domingo y había una manifestación. El teatro estaba realmente lleno, esperábamos todos frenéticos y el pianista llegó justo en el momento anunciado para comenzar, pero como no había tiempo para llegar hasta los camerinos, decidí que los artistas salieran por el pasillo central, entre el público, imitando a Mozart cuando perseguía a las sopranos con su risita característica, tal como ocurre en la película Amadeus y subir al escenario desde la platea.

El asunto funcionó tan bien, que lo incorporamos al espectáculo y desde entonces comienza así.

 

¿Cuáles son los planes de Rodolfo Albero para el resto del 2018 y comienzos del 2019?

Bastantes, afortunadamente. En julio dirigiré la escena y cantaré una Traviata con la Orquesta Sinfónica de La Mancha en Ciudad Real, además de otra Traviata en Sigüenza, y dos “Humor en la Ópera”. En agosto otra Traviata en Galicia, dirigiré escénicamente el estreno de Madama Butterfly en Madrid, y el estreno de Tabernera del Puerto en Valencia y cantaré varios conciertos y en septiembre dirigiré escénicamente y cantaré Rigoletto en una puesta en escena al aire libre en la plaza mayor de Brunete, utilizando también los escenarios naturales.

 

¿Qué piensas de la actual situación económica y social de España, Europa y el mundo en general?

Lo que tengo puesto en mi presentación de wassap: ¡ESTUPEFACTO SOCIAL!

Camerata Lírica 2018 (1)

 

MISCELÁNEA

¿Podrías decirnos…

 

…un libro?: “El Quijote”, aunque sea poco ocurrente, lo he leído tres veces y lo seguiré leyendo, ¡amo a Cervantes!

…una película?: “El Reino de los Cielos”

…una obra?: La Traviata

…un álbum?: The Messiah de Haendel

…un solista?: Miguel Fleta

…una afición?: La lírica