Rock de La Cárcel (La Cárcel Centro de Creación, Segovia, 30-06-2018)

Como es habitual cada año por estas fechas, el cartel de conciertos de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro de Segovia hace un hueco para la celebración del ‘Rock de La Cárcel’, una iniciativa creada por Histéricas Grabaciones con la cual, a modo de recuerdo de la famosa canción de Elvis Presley, se reunieron en concierto tres grupos de los que se enorgullecen de haber desarrollado su música gracias al apoyo que ofrece la inquebrantable raíz del rock & roll.

Uno de los patios de La Cárcel_Centro de Creación sirvió de escenario donde Pajarracos abrieron una tarde que no solo fue de toros y de fútbol, ya que un buen número de público eligió la música para disfrutar del último sábado de junio. Vestido con el típico traje de rayas de preso, el cantante de la formación segoviana comenzó la actuación haciendo un repaso de sus canciones más conocidas y animando a la gente para que se acercara al escenario y participara de la fiesta más de cerca. De hecho, todos acabaron bailando la ya nombrada ‘Jailhouse Rock’ de Elvis; y a corear el famoso estribillo “nananá” de ‘The Passenger’, de Iggy Pop para cerrar.

La apuesta de la organización para el cabeza de cartel de este año fue ‘The Rebels’, un grupo con base punk, pero que maneja muy bien otros estilos como el grunge, sin que por ello pierdan puntos. Liderados por una voz nacida para el rock, la de Álex Rebels, los madrileños interpretaron una selección de temas de sus tres discos publicados hasta la fecha con la maestría que les otorga el haber recorrido medio mundo grabando y tocando sus canciones ante todo tipo de público, durante más de una década. Como pasó con Pajarracos, los músicos tuvieron que animar a la gente para que se acercara al escenario (es curioso lo que cuesta), pero una vez se rompió el hielo, todo fluyó mejor por ambas partes, y se pudo ver un concierto digno de una ciudad grande.

Los Wrayajos lo tuvieron más fácil, el recinto más lleno y la oscuridad de la noche que se cernió sobre el patio de la Cárcel, animó a los presentes a acercarse más a la luz y la energía que desprendía el escenario. Sin duda, el momento álgido del festival, donde más gente se congregó para ver al mítico grupo segoviano (que estrenaba bajista), de origen instrumental y surfero, y evolucionado hacia un rock intenso, casi punk garajero del estilo de los Siniestro Total, y cuyo liderazgo recae en Manolo, su batería, cantante y animador tras los timbales y baquetas. Repertorio perfecto, para un público perfecto, para la sexta edición del Rock de la Cárcel perfecta.