Jan Angelim de Mara Hope: “La inspiración es la propia vida. Las sorpresas de los encuentros, la nostalgia de un recuerdo que se había apagado de la memoria y resurge en un sueño o perfume que te llega por el viento, el dolor de un amor que se va o la historia de un amigo que sufre y necesita tu apoyo en estas horas”

Laura Morote,  Raphael Evangelista y Jan Angelim forman Mara Hope, un trío que reúne  a una violinista formada en la escuela clásica europea, un violonchelista  con experiencias en música clásica, popular y electrónica y un compositor, que ha formado parte de  grupos folclóricos, de rock y fusión respectivamente.

Dentro de la propuesta sonora del grupo los recursos electrónicos utilizados por Evangelista sugieren un camino para viajar con atajos que nos sumergen en Brasil, que canta melodías y batuques surgidos del mestizaje étnico y cultural del país. Estilos musicales que remiten a la influencia africana, indígena y portuguesa son presentados por estos músicos inquietos de una nueva generación, acostumbrados a las fusiones y la experimentación. “Unir la música electrónica a estilos musicales como la clásica y el cancionero popular brasileño fue una manera de abrazar nuestras pasiones y un reto para trabajar estas vertientes con el mayor cuidado. Mara Hope es un proyecto en el que disfrutamos mucho creando y tocando intentando respetar la esencia de escuelas tan diversas”, comenta Raphael.

Si la música brasileña tiene un swing y sabor tropical, en Mara Hope hay un ingrediente más que añade aroma a este plato sonoro: la española Laura Morote, además de colaborar con su violín y arreglos, interpreta algunas de las canciones escritas originalmente en portugués traduciéndolas al español. “Cantar y sumergirme en la canción brasileña son vivencias nuevas para mí, un desafío y placer que caminan juntos en esta experiencia en la que me lanzo como un pájaro al ensayar su primer vuelo”, comenta Laura.

El trío realizó una gira-debut por ciudades brasileñas en este periodo recorrió más de cuatro mil kilómetros cruzando los Estados de São Paulo, Minas Gerais, Distrito Federal, Goiás e Ceará. “Los shows, intercambios con artistas, público y la diversidad cultural de las regiones que cruzamos enriquecieron nuestra experiencia musical y vital. Vimos entonces una señal de que la canción popular y las tradiciones, tratadas con respeto, no son “intocables” y que la música y el arte amplían nuestros horizontes cuando nos posicionamos  abiertos a esta experiencia”, afirma Jan.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con Mara Hope, para saber más de su primer trabajo y de los planes de futuro de la banda.

 

LA ENTREVISTA

¿Por qué elegís el nombre de Mara Hope para este proyecto musical?

Mara Hope es un barco que desde hace años forma parte del horizonte de Fortaleza (ciudad del Nordeste de Brasil) y con el cual nos identificamos ya sea por su historia como por lo que nos inspira la idea de un navío “fantasma” que elige contra todo pronóstico un destino diferente, un medio que comunica continentes, lo antiguo y la vanguardia… no podíamos llamarnos de otro modo.

 Mara Hope - Mara Hope (2018)

Vuestra música parece tener tantas influencias del Folk, del Pop y del Rock aunque se pueden ver guiños a otros estilos como el Blues y el Jazz. ¿Qué ha motivado este sonido en Mara Hope? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias más directas a la hora de hacer música?

JAN: Mi gran escuela ha sido la canción popular brasileña y el folclore. Luego durante la adolescencia el rock, el jazz y la world music también influenciaron mi manera de hacer música. Para Mara Hope, por tratarse de reunirme con músicos de dos escuelas distintas aporté temas inspirados en el cancionero popular brasileño viajando por estilos que tuve la oportunidad de conocer durante mi infancia en un Brasil muy profundo, alegre y poético.

RAPHA: Aunque el violoncelo me lleva a un ambiente erudito, siempre me encantó trabajar con fusiones, principalmente con música electrónica. La idea de sumar estilos extremos abre un panorama gigantesco. Desde ahí puedo claramente identificar influencias de la cantante islandesa Björk, del vigor del rock dentro de la electrónica, como lo hacen el dúo francés Daft punk, pero también la música tradicional brasileña, muy bien expresada por nombres como Hermeto Pascoal y Siba.

LAURA: Yo por supuesto vengo de la escuela de violín clásica que empapa mi manera de tocar y hacer música pero también me encanta el flamenco y el tango argentino. Han sido una referencia también en lo que se refiere a cuerda frotada con raíz popular el quinteto Armorial, quinteto Violado de Paraíba y por supuesto el encuentro maravilloso que tuvimos en Juazeiro con el maestro Francisco Di Freitas durante nuestra gira 2015 por Brasil.

 

Tenéis editado un EP llamado de forma homónima “Mara Hope”, vuestro primer trabajo, ¿Qué os motiva a la hora de crear vuestros temas?

La inspiración es la propia vida. Las sorpresas de los encuentros, la nostalgia de un recuerdo que se había apagado de la memoria y resurge en un sueño o perfume que te llega por el viento, el dolor de un amor que se va o la historia de un amigo que sufre y necesita tu apoyo en estas horas… El extrañar tu hogar sin necesitar volver a tu casa…  Hay sentimientos universales, pero también queremos manifestar reflexiones sobre la soledad y alienación en la gran ciudad.

 

¿Por qué le habéis titulado con vuestro propio nombre a este trabajo? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación de este disco?

No sabemos muy bien… es nuestro primer trabajo y así lo sentíamos. ¿Anécdota curiosa?, posiblemente lo más curioso y representativo de hasta qué punto nos identificamos con un medio de transporte es que este disco fue grabado con Rapha en Brasilia y Laura y Jan en Madrid.

 

El disco ya tiene un cierto recorrido, grabado en 2016 ¿Está cumpliendo con las expectativas puestas en él? ¿Aún esperáis más de este trabajo?

Sí, las expectativas de momento están siendo cumplidas, especialmente en lo que se refiere al apoyo de las personas y la acogida del público. Contar con Miguel Ángel Caballero en la producción musical ha sido también algo que ha superado con creces nuestras expectativas.

Pero esperamos mucho más, como el apoyo de un sello y que ahora, con nuestra música ya en la calle surjan nuevas oportunidades para tocar en festivales y salas de conciertos.

Mara Hope (2018) (2)

¿Cuáles son los planes de Mara Hope? Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?

Lanzamos oficialmente el disco el pasado 22 de febrero en Madrid. Eso lo vimos como el punto de origen para un nuevo momento. De ahí tenderemos conciertos por Europa y una gira por Brasil en Julio y, luego, regresamos a España para conciertos en agosto. Durante todo este tiempo vamos a tener un trabajo de difusión fuerte en nuestras redes, principalmente Facebook y Instagram.

 

¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?

No creemos eso, es más, pensamos que el mundo digital ofrece muchísimas posibilidades. Como ya podemos ver, la accesibilidad es el gran beneficio del mundo conectado. La música viaja por muchos más lugares a través de plataformas como Spotify, iTunes, etc. Lo que sí ha cambiado es la relación entre músico y mercado, con nuevas reglas que naturalmente vienen con estas posibilidades. El músico tiene que estar más conectado y tener un mejor conocimiento del mercado digital: aprovechar las redes para atraer seguidores y difundir su obra. Hay diversos ejemplos hoy de artistas que se mueven y crean público con poca inversión. Así que vemos el mundo digital como una herramienta muy interesante para el músico del futuro si hace un contenido artístico de calidad y sabe moverse en este medio.

 

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?

El directo es algo insustituible, nosotros, incluso teniendo el marco de la electrónica no tenemos dos conciertos iguales, la magia que se crea en una actuación entre público y artista hace el milagro de una experiencia única que nunca va a ser reemplazada por una grabación. También hay que decir que si hay tantos conciertos es por la necesidad que tenemos los artistas de actuar a pesar del panorama tan difícil que nos encontramos, es casi un acto de supervivencia.

 

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?

Tuvimos un concierto en Norte de Brasil, dentro de un festival llamado Feira da Música do Cariri, donde tocamos en una plaza para un público bastante grande. La energía y conexión con la gente fue increíble. Este puede ser uno de los recuerdos más lindos de este proyecto.

 

¿Cómo es un día normal en la vida de un miembro de Mara Hope?

Las vidas son muy distintas, Rapha vive entre Brasil y Francia, viajando continuamente con varios proyectos musicales. Jan y Laura viven en Madrid de manera estable compaginando otros proyectos musicales (Orquestas y grupos de world music) y pedagógicos. La vida de un miembro de Mara Hope es como la de la mayoría de las personas, combinando el objetivo principal (en nuestro caso, hacer crecer el proyecto) y la vida cotidiana de familia, cuentas, etc.

 

¿Tenéis alguna opinión de la actual situación económica y social de España y del mundo en general, que queráis compartir con nosotros?

Sentimos repulsión por la corrupción que campa a sus anchas tanto en Brasil como en España (por citar nuestros países en concreto)

 

MISCELÁNEA 

¿Podríais recomendarnos…

 

…un libro?: Gramática Expositiva do chão de Manoel Barros (Jan)

…una película?: Drácula de Francis for Coppola (Laura)

…una canción?: Carinhoso, música de Pixinguinha y letra de João de Barro (Jan)

…un álbum?: Acabou Chorare, Novos Baianos

…un grupo o solista?: Yo-yo Ma (Rapha)

…una afición?: Cuidar el huerto del abuelo Paco en Olmeda de las Fuentes (Laura y Jan)

…cordero o cochinillo (es que somos de Segovia)?: Cordero, es que somos de Burgos (Laura)

 

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y enhorabuena por vuestra música.

Gracias a vosotros por la oportunidad. Un abrazo.