Cuatro Preguntas: Pasajero

No siempre tomarse las cosas con calma es sinónimo de lentitud. Pasajero lo sabe bien y por eso nos presenta su tercer disco, ‘Antídotos fugaces’, como una sucesión de canciones cocinadas a fuego lento donde la necesidad de evolucionar, sin perder la esencia, parece ser el ingrediente común.

La búsqueda de nuevos enfoques, con una electrónica más presente y combinada con su base de rock, ha tenido encerrada a la banda madrileña en el local durante varios meses hasta tener acabada la primera fase de los temas.

El grueso de la grabación lo han realizado en el estudio “El Cariño” (Mozota, Zaragoza) junto al productor Edu Baos de León Benavente. Allí terminaron de conformar los temas del disco dándoles una nueva vuelta de tuerca.

La mezcla y los últimos retoques están hechos por Luca Petricca en los Estudios Reno de Madrid. El disco ha sido masterizado por Angel Luján en los mismos estudios.

Pasajero cambia las formas y la producción, pero de nuevo se rodea de un gran equipo consiguiendo así un disco que no entiende de etiquetas. Diez enérgicas canciones, luminosas y cuidadas, en las que volvemos a descubrir la calidad de unas letras que describen, con acertados trazos de esperanza y rabia, momentos personales de la banda y situaciones colectivas.

Unos ‘Antídotos fugaces’ que nos alejan del veneno que nos rodea y que nos dejan en el paladar el buen sabor de las propuestas honestas, inquietas y trabajadas.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con ellos para saber más de este tercer trabajo y de los planes de futuro de la banda. Esta es la entrevista competa para el programa “Aquí se toca otra”.