Cuatro Preguntas: Lágrimas de Sangre

LDS es una banda de rap combativo, que bebe de estilos más allá del Hip-Hop, como es el Rock y el Reggae, alejándose de los tópicos de herencia norteamericana. Sus 5 componentes (Neidos, Microbio i Still Ill a las voces, Acid Lemon como productor/dj, y Rama-Lama a la guitarra).

LDS entra en el circuito profesional con su primer disco “Si uno no se rinde”, (New Beats/Kasba 2015), un disco de rap combativo y contestatario forjado en la crudeza y la distorsión de les guitarras eléctricas.
LDS aboga por el “JAIAK BAI, BORROKA ERE BAI” o lo que es lo mismo: “FIESTA SI, LUCHA TAMBIÉN”.

LDS tiene un directo contundente que les ha hecho ser uno de los grupos más solicitados en los escenarios de toda la península. Después de casi 90 conciertos LDS cierra la gira de “Si uno no se rinde” que durante 1 año y medio les llevo por toda la geografía catalana y vasca.

En noviembre 2016 LDS vuelve a la carga con “Viridarquia” (New Beats/Kasba), un álbum compuesto por quince nuevas canciones con una producción mucho más acarada, con una presentación de lujo y con colaboraciones de miembros de los grupos Glaukoma, Zoo, así como de Chalart58 o la cantautora Silvia Tomás. “Viridarquia” entró con mucha fuerza con una arrolladora gira de salas por toda la península con
con 17 sold outs y con casi 10.000 personas repartidas en 22 fechas.

Lágrimas de Sangre sin duda fue la sorpresa de 2017, quienes después de una exitosa gira de salas con unos números dignos de un cabeza de cartel LDS arrasaron el festival Viñarock, pese a ser los encargados de abrir el escenario Viñagrow del sábado. Fueron uno de los grupos con más poder de
convocatoria de todo el festival, junto a cabezas de cartel como Kase-o, Txarango, La Pegatina. Miles y miles de jóvenes se amontonaron para disfrutar de la actuación de LDS, quien consiguió agachar a las más de 10.000 personas presentes con “La gente”, uno de los singles de su álbum “Viridarquia”. Viñarock fué solo el primero de muchos festivales en los que LDS demostró porque son una de las bandas con más poder de convocatoria actualmente.

El 2019 entra con fuerza con la salida en febrero de su tercer disco “Vértigo”. Después del arrollador éxito de “Virdarquia”, LDS viene más fuerte que nunca con la presentación del disco en Barcelona en St Jordi
Club, con un aforo de 4.600 personas. El disco se compone de 17 cortes, nacidos de la necesidad expresiva que caracteriza la banda, pero que se
agudiza en esta entrega, donde nos cuentan lo que significa, para un grupo de amigos que se divertían haciendo música, pertenecer a día de hoy al mundo del espectáculo, con sus pros y sus contras, desde el reconocimiento artístico hasta las consecuencias negativas que acarrea convertirse en personaje público.

La sinceridad con uno mismo y con el oyente es uno de los pilares que ha guiado a LDS en la creación de este disco. Aunque en este trabajo la banda ha querido volver a un sonido más rapero, también encontramos pinceladas de reggae, rock e incluso algún ritmo cercano a la salsa, fusión que ya forma parte de la identidad de LDS y que garantiza la buena energía y el ambiente festivo que caracteriza sus actuaciones en directo.

Grabado en su propio estudio de Barcelona y mezclado en “la Panchita” por Chalart58, el álbum cuenta con las colaboraciones de amigos como Adala, Autèntic home llúdriga, Vito, EAM o su compañero Valtonyc, hoy en el exilio. Pero también hay espacio para el humorista Miguel Noguera o el vocalista de la mítica banda de rock “Marea”: Kutxi Romero.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con Lágrimas de Sangre para saber más de este último trabajo “Vértigo”, de su impresión del rap en la escena nacional y de sus conciertos, planes de futuro, etc. Esta es la entrevista completa para “Aquí se toca otra”.