Clara Peya: “Mis canciones salen de dentro de las ganas de decir cosas, y por eso son emocionales y viscerales”

La pianista y compositora Clara Peya vuelve con un nuevo trabajo: “Estómac” (Estómago), un disco que combina los sonidos del jazz, el rap, el pop y la electrónica para continuar con un manifiesto feminista en el que busca deconstruir la idea del amor romántico, un viaje iniciado con “Oceanes” (2017).

“Estómac” nace de la relación creativa y de amistad entre Clara Peya y el bajista y productor Vic Moliner, quien, junto con la voz de Magalí Sare, la batería y la electrónica de Dídak Fernández y la batería de Andreu Moreno, dan vida a este nuevo trabajo, que se irá desvelando poco a poco en las próximas semanas en las plataformas digitales y saldrá a la venta el 5 de octubre.

Después de haber escrito más de 300 canciones a lo largo de su carrera musical, Peya investiga y experimenta en este nuevo trabajo la sensación del amor que nace desde las entrañas y reivindica la esencia más básica del verbo amar. Trece canciones para construir puentes entre el corazón y las entrañas.

Pianista y compositora, Clara Peya es una de las creadoras más originales y únicas que han aparecido en los últimos tiempos en la escena musical del país. Una biografía frenética que transita entre la música, el teatro y el activismo.

Feminista declarada, se define a sí misma como «inquieta, visceral, intensa y trascendente». Clara Peya huye de tópicos y, sobre todo, cree en el poder del arte para la denuncia: «a mi música la llamo romántico-contemporánea o punki-romántica». La música lo es todo para ella, utiliza el piano para expresarse, ser libre y transmitir ideas.

Musicalmente, Peya es inclasificable: bascula entre la música de cámara, el jazz, el pop y la electrónica, manteniendo siempre como centro de gravedad el piano. Es energía y sentimiento en estado puro, sin dejar de lado el grito a -y el compromiso con- la libertad. Una personalidad artística contagiosa y torrencial que en directo se desnuda, se transforma y se esparce por todo el escenario y más allá. Su particular forma de tocar ha hecho que sea considerada una de las pianistas catalanas más escénicas y transgresoras.
Graduada en piano clásico por el ESMUC (2007), cursó estudios superiores de jazz y moderno en el Taller de músicos de Barcelona. Ha estudiado durante más de 12 años con el profesor Leonid Sintsev con quien siguió su formación en el conservatorio Rimsky Korsakov de San Petersburgo (Rusia).

Con 32 años ya ha presentado ocho discos bajo su nombre donde ha colaborado con músicos como Sílvia Pérez Cruz, Judit Neddermann, Toni Pagès, Vic Moliner, Alessio Arena, Ferran Savall, Aleix Tobias, Adrià Plana, Didak Fernández, Pau Figueres, Elena Gadel, Sandra Sangiao, Anna Ferrer y Magalí Sare, entre otros, y ha tocado con diferentes formaciones por toda España, México, Francia, Inglaterra y Rusia. Además, es cofundadora de la compañía de teatro, danza y música en directo “Les Impuxibles” y ha compuesto varias músicas para espectáculos de teatro y danza.

Nuestro compañero Josechu Egido ha hablado con Clara Peya para saber más de este último trabajo “Estómac” y de sus planes de futuro.